viernes, agosto 28

Semanas

Hoja en blanco con esperanza de que me leas...

Si me concedieras el tenerte cara a cara, te vería fijamente a los ojos, y después del silencio justo, en respeto a la dulzura que esta por morir, diría:

No te entiendo, y cuando digo "no te entiendo", significa, -me preocupa que termine por no importarme-.

No, no digas nada, aun, que eso del silencio te sale excelente.

Eso de los amores sangrados, amores masoquistas que nos desgarran a cada instante, es un tema demasiado escrito, demasiado vivido, mejor dicho, creo que es algo que jamás me ha sido necesario.

En mi extraño mundo paralelo, existe una verdad que sustenta muchos de mis actos: para que mi proyecto de vida funcione. Basta que yo tenga Fe en mí. Pero en el maravilloso mundo que construiste junto a mí, la Fe en un "nosotros" tiene que ser en sociedad, tuya y mía, si no, esto se derrumba.

Por favor, Cree en mí cuando te digo que te quiero, cuando te digo que es tiempo justo para soñar, cree en mí, aunque mi único respaldo ante lo que digo sea mi palabra misma. Por favor, cree en un nosotros.

Estos kilómetros me están matando, y no hablo de los que ponen tierra entre tú y yo, hablo de los kilómetros mudos que tú y yo hemos puesto, estos juegos infantiles de supuestos, me tienen muy fastidiado.

No se trata de lo que siento, o lo que sientes, se trata de lo que demostramos, se trata de que descubras que detrás de cada acto, esta nuestra intención, que por más que disimulemos, por más que te esfuerces, cuando se ama, cuando se odia, cuando se perdona, tus actos serán el único respaldo, tus actos serán tu testimonio.

Y ante la ausencia de estos actos, la deducción lógica seria que soy sinónimo de indiferencia para ti, y eso, es algo que odiaría habituarme.

Hoja con letras con esperanza de que me entiendas.

2 comentarios:

[.fîłłe đe łâ иuît .] dijo...

A veces no es que no se ame, no es que se queira ignorar al otro, hay algo que se llama ORGULLO que mata nuestras mejores intenciones... dar el brazo a torcer es tán difícil cuando se tiene orgullo que prefieres perder algo o a alguien solo por no ser capaz de dar el 1er paso... como dices, uno construye esas carreteras que en vez de unir no separan cada vez del otro.... es una paradija sentimental que, al menos yo, todavía no le encuentro una solución...

Alegría Buendía dijo...

Un tema, que si no lo has vivido no se entiende mucho. ¿Cómo lograr que otro confíe en un te quiero, si sólo lo puedes mostrar con palabras? .

Indiferencia. Algo peor que eso, lo que tú dices , la habituación a ella . :S